Hurones
Hurones

hurones

Nuestros Hurones

Infomación Básica de los Hurones

Como cuidar Hurones

Como adiestrar Hurones

Como distinguir colores en Hurones

Articulos sobre Hurones

Donde comprar nuestros Hurones

Hurones


Pincha Aquí para suscribirte

Tus datos están seguros con nosotros. Odiamos el correo basura tanto o más que tú. Además en cualquier momento te podrás dar de baja.

 

hurones

Galeria Huronil

Productos Cunipic

Certificado de Calidad

Hurones

 

 

 

 

 

Historia Cunipic

Instalaciones Cunipic

www.cunipic.com

venta de hurones

Distribuidores


ADIESTRAMIENTO DE HURONES

Los hurones son animales muy juguetones y divertidos, para poder adiestrar bien a nuestro hurón debemos comprender su conducta. De jóvenes aprenden a relacionarse con sus compañeros a través del juego, suelen pelearse y morderse unos a otros. Entre ellos no se hacen daño ya que su piel es dura y resistente y es su forma de interactuar, cuando nosotros queremos jugar con ellos reaccionan de la misma manera, por ello deberemos tener paciencia y adiestrarles correctamente.
También es posible que nos muerdan por miedo, en muchos casos por movimientos bruscos que provengan de un nivel superior a su cabeza y aún más si estos vienen acompañados de un sonido agudo. Esta reacción es de instinto natural en la naturaleza, ya que el hurón, puede recibir ataques de aves de presa y otros mamíferos superiores.

Si un hurón joven nos muerde la mejor forma de proceder en su adiestramiento es aguantar el impulso de quitar la mano mientras el hurón esta mordiendo, ya que si la queremos sacar morderá más fuerte, queriendo continuar con el juego. Lo mismo ocurre si le pegamos en alguna parte del cuerpo, un buen método para que nos suelte es cogerlo por la parte de la nuca y sacudirlo como haría su madre. Si el balanceo no funciona podemos echarles agua sobre la cabeza.

Una mala reacción puede provocar miedo en nuestro hurón y en consecuencia que se vuelva más arisco a estar con nosotros.
Si queremos ver feliz a nuestro hurón deberemos jugar con él, adiestrarle correctamente, llevar una dieta completa a sus necesidades y hacerle las revisiones médicas necesarias.

Cuando tenemos un hurón miedoso, lo peor que podemos hacer es obligarle a relacionarse con nosotros si él no quiere. En estos casos, lo primero que debemos hacer es armarnos de paciencia y someterles a nuestra presencia durante cortos periodos de tiempo en un principio que se irán alargando gradualmente según vayamos viendo lo que nuestro hurón es capaz de tolerar. Además, es conveniente que estos momentos el hurón los asocie con momentos agradables, para ello, podemos premiarle con golosinas (siempre de hurón), malta, o algo que sepamos que es de su agrado.
Cuando no es grata nuestra presencia el hurón nos lo demostrará con algunos síntomas, como: agresividad, huida, bufidos, erizamiento del pelo (sobre todo en la cola), encorvamiento de la columna, etc. Si su hurón tiene alguno de estos síntomas, deberá poner en marcha los mecanismos anteriormente descritos.

Los hurones son animales limpios por naturaleza por lo que nunca defecarán cerca de su lugar de descanso ni de su comida. Si lo que queremos conseguir es que nuestro hurón haga sus necesidades en un sitio concreto, podemos ponerle un poco de comida en el resto de las esquinas e ir retirandola poco a poco, cuando el huroncito ya haya relacionado en que esquina puede orinar y en cual no lo va a hacer porque se puede encontrar comida. Si nunca ha hecho sus necesidades en el lugar elegido y no sabemos como empezar, lo que podemos hacer es coger alguna de sus heces y ponerlas en la esquina elegida, de esta forma entenderá que ese va a ser su sitio para que lo haga ya que aunque se limpie, siempre quedan restos que ellos perciben mediante el olfato.
La orina de los hurones contiene amoniaco por lo que si está lavando el suelo de su casa con algún producto que contenga amoniaco, para el hurón esto es una señal que significa que puede orinar en cualquier lugar de su suelo, asi que es mejor evitar este tipo de productos, usaremos vinagre blanco para la limpieza de esa zona,eso evitara que repita en el mismo sitio que orino.

El periodo de socialización de los hurones comienza desde el destete (sobre las 7 semanas de edad) hasta los tres meses de vida. Esta etapa es muy importante para que nuestra mascota empiece a conocer todo tipo de sonidos y animales que puedan convivir con él en un futuro, por lo que no debemos tener aislado al hurón en esta fase.

Los hurones no tienen sentido del vértigo y ven muy mal, por lo que hay que tener cuidado con las ventanas abiertas cuando empieza el calor sobre todo si vivimos en pisos altos.

Por último, nunca hay que olvidar que los hurones en la naturaleza son depredadores por lo que nunca hay que dejar un hurón solo, sin supervisión, con un bebé o con una persona mayor que no se pueda defender.

POR: SONIA PELAEZ DÍAZ.
ESPECIALISTA EN ETOLOGÍA ANIMAL
NºCOL: 6115


Siguenos en Facebook Hurones